ONU adivierte que pérdidas económicas por desastres están fuera de control e insta al sector privado a reducir el riesgo